Cómo cepillarse los dientes con cepillo eléctrico

Para mantener una higiene bucal correcta, hay que estar constantemente pendiente de todo; tanto de lo que comemos, como lo que nos llevamos a la boca; pero, para mantener una limpieza constante, influye mucho el uso que le demos a nuestro cepillo. Si recién compraste un cepillo eléctrico y no sabes cómo deberías utilizarlo; aquí te vamos a enseñar cómo cepillarse los dientes con cepillo eléctrico, de la mejor manera posible.

 

Los cepillos eléctricos son una invención maravillosa, la cual es sumamente beneficiosa para nuestras vidas; pero, si toda la vida has estado acostumbrado a los cepillos manuales, te cuento que no puedes utilizar este cepillo de la misma manera, porque entonces no dará resultado; así que, toma nota de todo, para que lo hagas correctamente.

Cepillos eléctricos sónico y ultrasónico: ¿Cuál debería elegir?

 

Entre los cepillos eléctricos existen dos ramas, en los cuales se han dividido a lo largo de los años; y son los sónicos y los ultrasónicos. Cabe destacar, que un cepillo eléctrico no es en sí mismo sónico; pero, con los avances tecnológicos, han logrado integrar en el cepillo eléctrico la tecnología sónica y ultrasónica, para mejorar la limpieza de los dientes.

 

Ciertamente cualquiera de los dos ofrece una buena limpieza bucal; sin embargo, no se trata de que uno sea mejor que otro, sino del que tengas tú; por lo cual, queremos darte un vistazo de cada uno para que sepas cómo utilizar mejor el que tienes o vas a comprar.

 

Los cepillos sónicos y ultrasónicos tienen un mecanismo distinto a los eléctricos, porque estos últimos son oscilogiratorios; pero los primeros, utilizan potencia de vibraciones para así limpiar correctamente la cavidad bucal.

 

Lo único que los diferencia es la potencia de vibración y limpieza; así que, si en tal caso tú usas un cepillo ultrasónico, debes tener más cuidado de no presionar muy fuerte; mientras que con el sónico, va más normalizado el movimiento.

 

Consejos para usar el cepillo eléctrico de forma correcta

 

Utilizar un cepillo eléctrico no es muy complicado, pero tampoco debería tomarse a la ligera; bien sea si usas uno sónico o ultrasónico, el cuidado debe ser constante para que todo salga bien.

 

Lo primero a tomar en cuenta, es que la higiene bucal debe ser constante para que pueda surtir efecto. No puedes olvidar esto: no importa el tipo de cepillo que utilices, mientras que no mantengas la técnica correcta, porque no servirá de nada.

 

Recuerda tienes que cepillarte mínimo dos veces al día, pero lo recomendable siempre es después de cada comida, al levantarse y al acostarse. Esto ayuda a hacer una constante limpieza en todas las áreas, y eliminar los posibles residuos que quedaron sin retirar después de alguna comida.

 

Recorre bien las áreas de tu boca, para que puedas limpiarlas bien; ya que, entre ellas están la cara externa de los dientes, la cara interna, la cara por donde se mastica, las mejillas, la lengua y el paladar; el limpiar estas áreas correctamente, te ayudará a que tus dientes y encías estén sanos.

 

Además, dedícale tiempo a la limpieza de tu cavidad bucal. Lo recomendado es tomarte tu tiempo en cada diente, debido al mecanismo de los cepillos eléctricos; lo cual, te puede tomar unos minutos. Es cierto que, con los cepillos manuales el tiempo de cepillado es menor, pero con los eléctricos la efectividad de la limpieza es mayor.

 

¿Qué NO debes hacer a la hora de cepillarte los dientes?

 

  • Antes que nada, no puedes permitir que pase mucho tiempo sin cambiar el cabezal de tu cepillo eléctrico. Lo ideal es cambiarlo cada 2 a 3 meses, para que el proceso de cepillado se mantenga fresco, las cerdas se mantengan fuertes; y así, evitas las posibles bacterias que hayan quedado.

 

  • No debes permitir que tu cepillo quede en posición horizontal después de utilizarlo; sino, que debes secarlo a temperatura de ambiente y colocarlo aparte en posición vertical, para evitar la acumulación de bacterias y microorganismos que pueden generarse por humedad.

 

  • Otra cosa que no debes hacer, es aplicar mucha presión con el cepillo eléctrico; debido a que, su sistema de rotación está diseñado para aplicarse de forma suave, para no causar daños en la encía; y eso aplica mucho más a los cepillos sónicos, porque la frecuencia es más alta y emplear mucha presión puede causarte daños.

 

¿Qué beneficios brinda el cepillo eléctrico a la higiene bucal?

 

Cada día la salud y la higiene tienen nuevos picos de altitud, en cuanto a las mejoras que brindan los productos que se fabrican; y poco a poco se ha estado generando un avance muy significativo en el apartado de la higiene bucal. Los beneficios que te puede brindar un cepillo eléctrico son, entre otros:

 

  • Una limpieza bucal más profunda, en comparación con sus antecesores manuales.

 

  • La mejor ayuda si la persona presenta alguna dificultad para mover la mano, o para maniobrar con el cepillo.

 

  • Posibilidad de elegir el tipo de cabezal con el tipo de cerdas que mejor te convenga.

 

  • Mayor cobertura de las áreas afectadas por cualquier tipo de bacteria, de maneras mucho más precisas.

 

  • Elimina el trabajo manual, de manera que por su mecanismo el proceso es un poco más largo, pero más beneficioso a extenso plazo.

 

Hábitos diarios para mejorar la salud bucal

 

Antes que nada, para lograr una buena salud bucal, tienes que comer sano, porque si tu alimentación no es la adecuada, tus dientes y encías pueden verse afectados. Por lo tanto, la salud bucal depende de ti, y no basta con tener el mejor cepillo eléctrico; sino que también hay ciertos parámetros a seguir.

 

Debes tomar mucha agua diariamente, además de utilizar correctamente enjuagues bucales con flúor; los cuales te ayudarán a combatir los restos de comida que se quedan atravesados en las encías, o lugares recónditos de tu boca.

 

Es muy recomendable utilizar hilo dental, ya que este es útil para alcanzar ciertos lugares que posiblemente se le escaparon al cepillo.

 

Todas estas herramientas son hábitos diarios, que ayudan a mantenerte la mejor salud bucal posible.

Deja un comentario